Tiamoamore - Hoy, la poetisa y escritora Adelfa






¡Buenas tardes mis románticos soñadores!

Hoy, les presento a Adelfa Martín:


De Guadalajara, Jalisco, Mèxico.


He tenido el privilegio de vivir en tres países, de dos continentes. De niña en España, concretamente en las Islas Canarias. Allí cursé mis estudios básicos. Tuve la suerte- porque en aquellos años aun podía hacerse-, de comenzar el bachillerato a los 10 años, previo examen de ingreso, donde preguntaban sobre matemáticas, historia, geografía, español, religión y un dictado, en el cual recuerdo haber tenido solo una falta de ortografía: jardín, que lo puse sin acento. Llegué a Venezuela -a Caracas- un mes antes de cumplir los 18 años, prematuramente casada, -en uno de los matrimonios "por poder" tan usuales en aquèllos tiempos-, el cual duró menos de dos. Ya a partir de ese momento tomé por completo las riendas de mi vida, y como tenía que trabajar para sostenerme, traté de tomar cuanto curso se me ponía por delante: mecanografía, taquigrafía, Inglés; además de los que las empresas dictaran respecto de relaciones humanas y otros temas de capacitación. Eso si, mi afición por la lectura, inculcada por mi padre, jamás me abandonó. Ya a esa edad había leído los clásicos, era aficionada a la Mitología Griega, y andaba muy interesada por los autores rusos. Lo primero que leí en mi vida de literatura latinoamericana, fue la colección completa de D. Rómulo Gallegos, que me llevó de regalo mi padrino apenas recién llegada a Venezuela. De esta parte del mundo conocía solo un poco de la poesía de José Martí. Alrededor de los 20 años, escribí varios poemitas de corte romántico (andan por ahí en uno de mis libros), e hice mis pininos colaborando con una revista que se llamó Canarias en Venezuela. Algunos años después comencé a viajar; varios países de Europa; además de México, Colombia, Estados Unidos... y aunque me hubiera gustado hacerlo más, creo que ello enriqueció mucho mi mente, me abrió los ojos al mundo, y suplió de alguna forma, junto con la lectura, la falta de una educación superior-formal que tanto me hubiese gustado obtener. Por lo demás, reconozco que soy lo que se llamaría "una escritora tardía", pues esto de publicar, lo he comenzado hace apenas tres años. A la fecha, vivo en México ya definitivamente. Mi país.

Francamente poco que contar de mi misma, pues siempre he vivido una vida muy sencilla. Si me siento orgullosa, pero no de logros o fama que no he adquirido, aunque no desdeño, porque serìa el reconociminto a un esfuerzo honesto; me siento orgullosa de haber sido una luchadora, una guerrera que jamàs se ha doblegado, y de creer que como madre y abuela puedo entregar cuentas claras miràndome de frente en el espejo... ¡claro! con las usuales metidas de pata, pues bien sabemos que no se nos prepara para tamaña encomienda. 




Posee incontables libros publicados, entre ellos 5 novelas, un libro de crítica social y otros con memorias, cuentos y poemas.

 Para conocer la obra de Adelfa Martin, clic aquí.

Quiero compartir una palabras de la propia Adelfa, que me parecieron fundamentales para que la conozcan mejor.

¿Quién escribe lo que escribo? (copiado de la web Revista biografía del sector "Literatura")
 
...Quiero decir, ¿qué parte de mi tiene primordial tendencia por un estilo particular de contenido? Y me refiero no solo a las novelas, sin también a los poemas o cuentos. Creo que esa inclinación básica se quedó en mi infancia y primera juventud, en la mesa de la casa a la hora de cenar, cuando sin prisa,  pero sin pausa, solía bombardear a mi padre con preguntas como: Cuéntanos de aquélla vez en la cárcel  cuando unos presos llegados del Sur de España, mataron el gato del Dr. La Fora para comérselo, o cuando  de madrugada, tocaban la espalda de alguien haciéndolo levantarse y no lo volvían a ver mas… O cuando en Gando te dio por estudiar álgebra y darle clases a los que no sabían leer ni escribir… O,  yéndome un poquito mas atrás… A ver papá, ¿cómo fue cuando te fuiste de Sti Spiritus a la Habana para estar cerca de las primas y la tía Fidela?  Tal vez doy saltos paralelos, misma época, similar edad, sentada en un banquito en su pequeña tabaquería, La Aromática, escuchando las mismas historias que le contaba a los tabaqueros, a los cuales además siempre ayudaba, dentro de su posibilidades…  Las historias de la Guerra Civil Española, la efervescencia de la Segunda Guerra Mundial, con los “buenos y los malos” de la “guega”. Creo que de todo ese acervo más o menos inconsciente, proviene esa tendencia a lo triste, a lo social, a esa preocupación genuina por lo que sucede, y no solo en mi entorno, sino donde quiera que el dolor humano, la terrible falta de solidaridad y empatía, la corrupción,  la marcada indiferencia de nuestro tiempo, sienten  sus reales.
Creo que esa es la Adelfa que escribe lo que escribo…
Adelfa Martìn, México




 
Podrán haber visto en el enlace de amazon la cantidad de obras que tiene publicadas. En esta ocasión quiero destacar la parte poética, ya que esta web es para compartir poesía. Compartiré sus  poemarios:


La autora se refiere a este libro:
Como persona preocupada desde niña por el entorno social, por los hombres y sus penas, escribir estos poemas me ha servido de catarsis; como la ùnica forma viable que encuentro a mano para gritar mis descontentos, lanzando al viento mis crìticas, que bien se que no llegan jamàs a los poderosos que tienen la varita màgica para solucionarlos, pues estan enfermos de soberbia y corrupciòn. Pero al final, descansa mi alma -aunque no se conforma - libràndose un poco de la culpa compartida como miembro de una socidad indifrente, pues no cabe duda que como tal, hemos permitido que las cosas llguen a este punto.

185 poemas, con Pilón (clic)

Poemas de índole social, basados especialmente en la violencia generada contra mujeres y niños, las desapariciones, el narco, las guerras, problemas de género; lo actual... En una palabra, las injusticias hacia los mas desvalidos.
 
    

Otro poemario:   De mis terquedades y fijaciones   
  (clic)
 
Recopilación de poemas escritos desde finales de 2011, hasta comienzos de 2013. Temas variados. Algunos dedicados a reconocidos poetas, otros románticos o para la reflexión espiritual, y los más, de índole social... ¡Aunque me llamen terca.!

Seguiré arando en el desierto (clic)

Aunque inevitablemente aparece el trasfondo social, en este poemario encontramos poemas menos contestatarios, mas light, dedicados algunos al amor, la soledad, a la vida, a la esperanza o a la reflexión, e incluso, con fondo espiritual, acorde a sus creencias.


Mi abuela y sus ocurrencias (clic)

De vez en cuando, inspirada en muchas ocasiones por imágenes que publican en sus blogs amigos diseñadores, por los hermosos dibujos de su sobrina Lucía, o simplemente por el natural quehacer de una madre y abuela, a la autora se le ocurre algún que otro poema o cuento, relacionado con el tema infantil.


Seguiré arando en el desierto (clic)

En este libro se recopilan poemas escritos en diferentes épocas de la vida de la autora, pero con énfasis en los difíciles años de la primera década del Siglo XXI; poco más. Nos encontramos con poesía romántica, espiritual, reflexiva, así como aquélla inspirada en situaciones o personas que de alguna manera tuvieron que ver con su vida, pero además parece inevitable percibir el trasfondo del entorno social que es su natural preocupación, y de lo que difícilmente puede evadirse. Dos temas recurrentes en sus escritos, bien sea prosa o verso, son las cuestiones del alma, sus particulares creencias filosóficas, y los asuntos que afectan a las personas mas desvalidas; especialmente mujeres y niños.
*****************************
 
Podrán apreciar que sus poemarios tienen factor predominante la preocupación de índole social y el trato hacia las mujeres y niños.

He leído varios poemas de Adelfa en su blog Cuentos y otros fantasmas, y me gustan mucho. En el mismo blog podrás ver otros enlaces para seguir a la autora y visitar sus diversas novelas.

Me voy despidiendo con un vídeo y un poema que me han gustado, entre los tantos que tiene Adelfa Martín.

 

Un vídeo de la poesía: Por qué me dices que no eres poeta


Un poema de Adelfa Martín:

Tiempo sin Tiempo

 
Veo hacia adentro de la oscuridad.
De mi interior nacen los gritos
que escucho a lo lejos,
porque vienen de las voces
que no me pertenecen.

 
La tristeza no emana de mí,
viene de aquellas aves
que no saben cantar porque
les arrancaron los ojos.

 
Su canción es muda y sorda.
Las flautas que suenan lejanas
atormentan a mi alma que descansa.
¡OH paz interior que ya no te recuerdo!

 
…Siento los pasos de los hombres
que me acechan día y noche…
Mis ropajes naranjas son una mueca
de alegría; una burla cruel

 
¿Cuántos años aquí?
¿Qué sucedió que no puedo recordar?
El tiempo se detuvo sobre
las nubes de aquélla montaña
que no ha cambiado en años…

 
Canta ave, canta…
Yo prometo reponer tus ojos
que miran desde la profundidad
del alma de las aves…

 
La soledad es un mito que me acompaña.
La alegría, una  sombra igual
al sonido del tren lejano y cercano.

 
Resuenan nuevamente los
pasos de los hombres solos
que no duermen nunca…
La sangre se secó,
y no puedo seguir escribiendo…
 
 

Me despido hasta mañana o el jueves, en donde presentaré a un poeta. Espero se animen a leer a Adelfa, ya que como podrán ver, tiene gran variedad de novelas y poemarios.

¡Hasta la próxima, amigos!




Karina M. Delprato.

 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Karina( rickytalocagmail.com ), 08-09-2015, 17:45 (UTC):
Ahora mismo te busco otra, quiero que todo te guste por igual¢Ÿ Un beso grande!

Comentado por Adedelfa Martín( esiropajogmail.com ), 08-09-2015, 17:25 (UTC):
Miles de gracias,mi querida Karina...... Está "un poco viejita" esta semblanza, pero eso no desmerece para nada la generosidad mostrada al publicarme... Mis abrazos...



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

Hoy soñaron 2236 visitantesen este rincón

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Es tan corto el amor y tan largo el olvido. Pablo Neruda.